jueves, 18 de febrero de 2016

1.000 Razones para no enamorarse - Hortense Ullrich #Reseña



Sinopsis: Sanny y Konny Kornblum, dos hermanos de doce años, son gemelos... pero diferentes en casi todo. Ella parece alérgica al amor, mientras que él se enamora a cada minuto. Sanny lo ha intentado todo para caer enamorada, pero no ha funcionado ni con el chico más guapo del colegio. De modo que los dos hermanos se proponen un reto: dar 1.000 buenos motivos para enamorarse... y para no enamorarse. Mientras tanto, su familia vive grandes cambios, y la casa está siempre alborotada. ¿Podrán Sanny y Konny descubrir el auténtico amor en medio de tanto revuelo?



¿Qué puedo decir de este libro? Comenzaré diciendo que es un libro entretenido, como pueden leer en la sinopsis se centra en la diferencia de opinión de los gemelos Kornblum respecto al amor, aunque también le da un par de vueltas al tema de la familia disfuncional que comienza cuando sus padres deciden cambiar de roles y su madre decide ir a trabajar mientras que su padre se queda en casa para ser quien se encargue de todo, aunque no es necesario esperar demasiado para darse cuenta que aquello no es lo suyo, todo los notan... a excepción de él mismo. Es entonces cuando Sanny y Konny deben comenzar a tomar cartas en el asunto para encargarse de la casa y además de su hermano pequeño Konny -sí, al igual que el hermano gemelo de Sanny, pero es solo cosa de apodos ya que Konny "grande" se llama Konstantin, mientras que el hermano menor se llama Kornelius-, eso sin contar a Karl -alias Pushel-, el perro que Konny decide incluir a la familia. 




Sanny está totalmente en contra del amor, ella cree que no es nada más que una estrategia de marketing, un gran negocio para el cine la música y las tiendas. Mientras que Konny se la pasa enamorado de cada chica que se le cruza por delante, es entonces cuando se desafían a hacer una lista de razones para enamorarse o no enamorarse. Pero qué pasara con sus listas y con cada uno de ellos cuando la mejor amiga de Sanny, Liz decida ayudarla a enamorarse y Konny finalmente se encuentre en una relación real. Eso sin olvidar que al mismo tiempo deben lidiar con los problemas domésticos que están sufriendo.




Si bien el libro me pareció muy divertido y el hecho de que ambos hermanos estén dándole tantas vueltas al tema del enamoramiento le da algo de gracia, pero aún así siento que no es suficiente. La historia se me hizo muy corta y sentí que finalmente no tenía ninguna razón de ser. Si bien hacen todo su plan de las listas, finalmente es algo que solo se nombra un par de veces y acaban yéndose por las ramas. Es como si en realidad no explicara nada. Casi como si estuviera incompleta, aunque el final está bastante claro, como si les hubiera faltado desarrollar ciertas cosas o incluirle algo más. Quizá lo mejor hubiera sido dejar todo en un solo libro, ya que esta historia tiene una segunda parte titulada "1.000 Razones para no besar". Aún no la leo y no estoy muy segura de si la leere, pero si sentí que le faltó algo a esta primera parte, lo mejor habría dejado todo junto y no crear una segunda parte.  

En mi opinión este es un caso de una buena idea mal desarrollada. Las cosas pasan una tras otra, problema, solución, otro problema, nueva solución, ¡tan-tan! Fin. 

Solo porque me pareció divertido le doy 2 Minions. 


Pero bueno, quizá a ustedes les va mejor con esta historia.
No olviden dejarse envolver por las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario