lunes, 18 de enero de 2016

Te daría el mundo - Jandy Nelson #Reseña

Sinopsis: Noah y Jude son inseparables, dos hermanos absolutamente diferentes que se enfrentan al mundo juntos, complementándose. Con trece años, el solitario Noah dibuja sin parar, es un genio del arte y se ha enamorado en secreto de su carismático vecino. Con trece años, la atrevida Jude se lanza desde altísimos acantilados para experimentar el subidón de adrenalina, lleva pintalabios muy llamativos y habla por los codos. Pero, tres años después, Jude y Noah casi no se hablan. Algo ha ocurrido entre ellos que ha roto a los mellizos de formas diferentes y dramáticas… Hasta que un día la vida de Jude cambia cuando conoce a un chico guapo, frágil y arrogante… y a alguien más, una nueva fuerza aún más impredecible, y ligada a su pasado de forma inevitable.
Este libro ha sido un verdadero estallido para mi, ha sacudido mis cimientos y me ha elevado a lo más sublime y recóndito de mis pensamientos. Jandy Nelson, la escritora de esta pequeña obra maestra, es una auténtica diosa a la hora de llevar al papel los enjambres más enrevesados del ser humano; la manera es que sus personajes se colan por tu piel no es un acontecimiento menor, ya que son pocos los escritores que logran llegar hasta tu raíz: me refiero a que el uso y manejo que hace de las palabras son un verdadero deleite, siempre cargado de detalles que no te permiten quedar insatisfecho y datos que hacen de este libro una divertida enciclopedia que te empapa de nuevos y variados conocimientos, sobre todo si gozas del arte.


Esta historia trata sobre dos gemelos, Jude y Noah; dos hermanos que se pisan las huellas y se encuentran muy lejanos y cercanos a la vez el uno del otro. Ambos poseen dotes artísticos y almas revolucionarias que tiemblan ante la posibilidad de ser normales. Sus cabezas corren a mil por hora y de ellas no se escapan las manías, las fantasías y mucho menos las locuras. Son en pocas palabras un conjunto de brazos y piernas enigmático, impredecible y alucinante. 

Jude por su parte es una ferviente y muy disciplinada creyente de los amuletos y espiritualidades, habla con su abuela ya muerta y va de aquí para allá siempre cargando algún artilugio contra la mala suerte, pero ojo, que ella no siempre ha sido y será así. Este personaje sufre grandes cambios a lo largo del relato, tanto en su núcleo como en su apariencia y es realmente una aventura enredarte entre las páginas y ver como ocurren cada uno de estos cambios; de esta misma manera ocurre con Noah, un chico que podemos ver degradarse y recuperar fuerzas a medida que nos internamos en este viaje. Noah es un artista innato, desde la cabeza hasta los pies, se la pasa haciendo retratos y autorretratos en su mente  (hecho que te hacen desear una versión ilustrada del libro), es un chico al cual no puedes pasar por alto, y como no, si al igual que su hermana es un alucinante tesoro por descubrir.

La historia se nos presenta por capítulos, intercalando el punto de vista entre los gemelos en cada uno. Además del cambio de narrador también presenciamos saltos en el tiempo que Jandy ha sabido unir a la perfección para que no te pierdas ni un segundo de esta historia. En cierto punto logras armar este rompecabezas por ti mismo y a pesar de que ya has predicho lo que sucederá, no podrás dejar de leerlo y averiguar cómo el tejido deja de ser un apretado ovillo.    

Esta historia está cargada de amor, y del más puro y sincero. Nada ocurre porque sí y lo más seguro es que te quedaras pillad@ con la esencia de más de un personaje (como me ha sucedido a mi jaja). Este libro es una oda a las almas gemelas, al destino y la vida en general a través de divertidos pasajes alejados de fetichismos y cursilerías convencionales. 

No me queda más que decir que este libro lo vale (y con creces), no puedo parar de elogiar esta obra y sin haber dado mayor detalle sobre la historia y los personajes espero haberte convencido a que lo leas, le des una oportunidad y averigues por ti mism@ lo que realmente te quiero decir. Prometo no te arrepentiras... Y quizás al terminarlo querras llevarlo cerca tuyo, a cuestas por un tiempo, como me ha sucedido a mi. 


Escrito por Camii 🌿
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario